Vlad Tepes, Draculya

mayo 31, 2007 at 12:53 am (Personajes)

Vlad Tepes

Es curioso lo que se aprende de ciertos personajes como éste. La historia, en ocasiones, se ceba con ciertas personas de una manera salvaje, haciendoles parecer ante la posteridad como fieras crueles y ávidas de sangre por pura maldad, cuando, en realidad, es esa misma sociedad que les ha tocado vivir, los que han creado al monstruo.

Vlad Tepes es ahora recordado como inspirador del mito de Drácula. Es curiosa la comparación ya que, si tomamos al personaje de ficción por un lado y al histórico por el otro, la única relación posible es que vivían en Valaquia (en vida de Vlad Tepes, la Transilvania pertenecía en parte a Valaquia, la otra parte estaba en manos húngaras), todo lo demás es completamente diferente.

Drácula (en la novela, no en las películas de la Hammer) nunca fue un ser cruel, nunca mató por placer ni se regodeó en el asesinato, símplemente era su naturaleza la que le obligaba a alimentarse de sangre. Por el contrario Vlad fue un personaje tremendamente cruel y sanguinario. Es cierto que mataba por obligación, nunca por diversión, pero no menos cierto es que disfrutaba con el asesinato y la tortura, fue un ser extremadamente cruel.

Hay que tener en cuenta que la época que le tocó vivir a Vlad Tepes fue la de las luchas entre los cristianos y el imperio Otomano. Valaquia era la frontera, la primera línea de batalla en esa guerra, por lo cual Vlad vivió toda su vida rodeado de la civilización oriental turca. Dentro del odio extremo que profesaba al turco, encontró pasión por su modo de castigar y torturar y lo aplicó hasta sus últimas consecuencias, en principio contra el enemigo, que sufría en sus carnes sus propios métodos, pero luego también contra los que osaban contrariarle.

Vlad Tepes era miembro de la Órden de los Caballeros del Dragón, creada con el único fin de defender la Cristiandad de los turcos. Dragón en rumano es Dracul, de ahí que a este personaje se le apodara Draculya, es decir, El Dragón. Eso ha dado pié al nombre de Drácula utilizado actualmente.

Hay que tener en cuenta que mientras el ser de ficción era, según la novela, una criatura de Satanás. El personaje histórico era un ser extremadamente creyente que no dejó en ningún momento de donar fortunas a la iglesia y que todo lo que hizo, lo hizo en nombre de Dios y de la propia iglesia. Como en muchas otras ocasiones, fue esta propia iglesia la que le maldijo y arrojó a las brasas del infierno.

Anuncios

Permalink 1 comentario